Laurel de oroQuiero celebrar este honor, como si de un gran premio se tratase. De ahí el pomposo e improvisado título que adorna esta noticia, ya que los alumnos de Magisterio de la Universidad de León me han pedido que pose para su orla. Habiendo impartido tan solo dos meses como profesor de arte , es para mi mucho más que una satisfacción y un reconocimiento a mi labor en ese tiempo compartido que guardaré valiosamente en mi recuerdo para siempre.

Muchas gracias a los alumnos de Magisterio Musical y a los de Educación Física por la intención demostrada.

Como todo premio que se precie no carece de dedicatoria.
Foto de Pedro Blanco RubioEn esta feliz ocasión, quiero agradecer en especial a mi profesor de Lengua y Literatura Pedro Blanco Rubio, por ser el principal motivador en mi pasión por la docencia y sobre todo por el gran interés que despertó en mi hacia el análisis del arte y su capacidad para emocionarnos y curarnos. Profesor de Instituto que ejerció en mi una influencia artística más destacada que la suma de los años pasados en la prestigiosa Real Escuela Superior de Arte Dramático y Danza en Madrid.

Atrás quedan recuerdos inolvidables que siempre nos acompañarán y algunos rastros de ellos como el primer Lipdub rodado en la Universidad de León , el trabajo de campo para el festival de cultura Libre del  K-maleon o el cuaderno on-line de formación rítmica y danza.

Me animáis a seguir intentando trabajar en el campo de la docencia universitaria y si existe posibilidad haré lo posible por ello.

Muchas gracias a todos vosotros de corazón.